Importancia y Tipos de Intermediarios

By | 25 enero, 2013 | 1 Comentarios

Importancia y Tipos de Intermediarios

Por lo general, los productores o fabricantes, no suelen vender sus productos directamente a los consumidores o usuarios finales; sino que tales productos discurren a través de uno, o más, Intermediarios, los cuales desempeñarán distintas funciones de Mercadotecnia; recibiendo sus denominaciones, de acuerdo a tales funciones.

Los Intermediarios son todos aquellos eslabones de la cadena que representa a los Canales de Distribución, y que están colocados entre los productores y los consumidores o usuarios finales de tales productos; añadiendo a los mismos los valores o utilidades de tiempo, lugar y propiedad.

Las funciones desempeñadas por los Intermediarios resultan de vital importancia en la cadena que representa todo canal de Distribución.

El número y clase de Intermediarios dependerá de la clase y tipo de producto, así como de la clase y tipo de consumidores o usuarios finales, o sea al mercado, al que va dirigido o para el cual ha sido concebido tal producto.

Los servicios de los Intermediarios se caracterizan por hacer llegar los productos a los consumidores y facilitarles su adquisición, en alguna forma. (SIC)

Los Intermediarios se clasifican en:

  • Mayoristas
  • Mercantiles
  • Intermediarios Minoristas o Detallistas
  • Agentes y Corredores

El comercio mayorista es un intermediario que se caracteriza por vender a los detallistas, a otros mayoristas o fabricantes, pero nunca al consumidor o usuario final. Los mayoristas pueden comprar a un productor o fabricante y también a otros mayoristas. En inglés es conocido como canal “tier-2″, ya que los bienes o servicios dan “dos saltos”, de mayorista a retail o venta al por menor, y de ahí al usuario o consumidor final del producto o servicio.

Los Intermediarios Mercantiles (tanto los Mayoristas como los Minoristas), son los que en un momento dado, adquieren los productos en propiedad; para luego venderlos a otros Intermediarios o al consumidor final. También se les llama Intermediarios Comerciales ya que revenden los productos que compran.

Los detallistas o minoristas son los que venden productos al consumidor final. Son el último eslabón del canal de distribución, el que está en contacto con el mercado. Son importantes porque pueden alterar, frenando o potenciando, las acciones de marketing y merchandising de los fabricantes y mayoristas. Son capaces de influir en las ventas y resultados finales de los artículos que comercializan. También son conocidos como “retailers” o tiendas; pueden ser independientes o estar asociadas en centros comerciales, galerías de alimentación, mercados.

Los Agentes o Corredores jamás llegan a ser dueños de los productos que venden; porque actúan en representación de los productores o de los Intermediarios de tales productos.

Todos ellos colaboran en las actividades de Mercadotecnia, facilitando la adquisición de los productos para quienes, en última instancia, habrán de consumirlos o utilizarlos. Cabe resaltar que cada intermediario aumenta un cierto porcentaje a los precios de venta de los productos, en pago de sus servicios.

La mayor parte de los productores utilizan intermediarios para llevar sus productos al mercado y tratar de organizar un canal de distribución.

La razón del uso del Intermediarios se explica porque en gran medida por su mayor eficiencia para poner los bienes a disposición de los mercados meta. Por medio de sus contactos, su experiencia, especialización y escala de operaciones, por lo general ofrece a la empresa más de lo que ésta puede lograr por sí misma.

Desde el punto de vista del sistema económico, el papel de los Intermediarios es transformar el surtido de los productos de los fabricantes en el surtido que desean los clientes. Los fabricantes elaboran surtidos limitados de productos en grandes cantidades, pero los consumidores desean amplios surtidos de productos en pequeñas cantidades. (SIC)

Funciones que desempeñan los Intermediarios como integrantes de los Canales de Distribución.

1.- Búsqueda de proveedores; ya sean productores, u otros Intermediarios, de determinados productos.

2.- Búsqueda de compradores, que pueden ser otros Intermediarios o consumidores finales de los productos.

3.- Procurar y facilitar la confluencia de tales proveedores y de tales consumidores.

4.- Acondicionar los productos o requerimientos y necesidades del segmento de mercado que los demandarán, conservando un surtido, lo suficientemente amplio y variado, como para satisfacer las necesidades de la mayor cantidad posible de consumidores.

5.- Transporte de los productos a los sitios donde serán requeridos por los demandantes; o sea, agregándoles la utilidad o valor espacial.

6.- Conservación de los productos, hasta el momento en que los requiera el consumidor, con lo cual le añade el valor o utilidad temporal.

7.- Equilibrio de los precios; procurando vender los productos a precios suficientemente altos, como para estimular la producción, y lo suficientemente bajos, como para motivar a los compradores.

8.- Dar a conocer los productos, sus características y bondades; mediante la publicidad y promoción de los mismos.

9.- Asumir los riesgos de deterioro y obsolescencia.

10.- Financiamiento de las compras de la clientela; mediante la concesión de créditos. (SIC)

Los intermediarios como tales forman parte de una organización a la hora de trasladar el producto o servicio desde su fabricación hasta el consumo por parte del comprador. Es por ello que se consideran importantes para poder lograr una venta y que esto genere utilidades para la empresa, es ahí cuando se determinara que tanta calidad existe entre cada uno de estos aunque en algunas ocasiones se le dé un valor más elevado al producto o servicio por los diversos costos que se deben pagar antes.